GESTIONANDO OPTIMAMENTE LA CADENA DE SUMINISTROS

Artículo de la empresa Ubiqua

La gestión del día a día, suele ocupar la mayor parte del tiempo. Lo que implica cierta desconexión del análisis de la cadena de suministro, con preguntas como: ¿Cuándo fue la última vez que evaluamos la eficiencia de nuestra cadena de suministro?

Consumidores y clientes cada vez son más exigentes con los niveles de servicio, los métodos de entrega y la visibilidad de sus pedidos tanto a nivel externo como interno. Y definitivamente, no existe otra forma de impactar estas mejoras, si no es, a través de la gestión óptima e integrada de la cadena de suministro desde su inicio hasta el final.

Optimizando la cadena de suministro

Luego de hacerte la pregunta y trazar un plan, es indispensable mapear tus procesos para analizarlos y poder determinar en el corto, mediano y largo plazo, cuáles son los proceso más relevantes por los que debes iniciar.

Una vez analizados, es importante considerar una implementación según la realidad actual de tus procesos y empresa. Ya que cada acción del plan trazado, debe tener en cuenta la adaptación de una solución que se ajuste a la realidad de la empresa.

A continuación, una serie de pasos que permiten lograr mejores resultados a la hora de implementar el plan propuesto:

  1. Análisis: identificar las oportunidades de mejora en procesos. Permitiendo el contraste entre mejores prácticas de la industria con el fin de adaptarlas a la realidad de tu operación.
  2. Diseño: Idear soluciones a esas oportunidades identificadas, las cuáles permitan en el corto, mediano y largo plazo, generar resultados positivos a la empresa.
  3. Acompañamiento: Parte primordial responsable del éxito en los planes ejecutados en la empresa. La gestión del cambio debe monitorearse con frecuencia para garantizar una implementación impecable.
  4. Indicadores de resultados: Lo que no se mide, no mejora. Poder identificar indicadores en la operación, que permitan visualizar los resultados alcanzados con el plan propuesto.

Más sobre este artículo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *