GESTIÓN DE RIESGOS: CAMBIANDO EL ENFOQUE DE LA PREVENCIÓN DE MERMA Y PÉRDIDAS.

La merma y pérdidas es un tema que impacta a todas las industrias, atenderlo aporta beneficios importantes en términos financieros y operativos; para lograrlo, es necesario contar con un modelo que permita gestionarlas de forma integral, analítica y colaborativa para acelerar los resultados.

Para la industria de Retail y aquellos que trabajan con esta, las mermas y pérdidas representan un reto especial, ya que es uno de los principales factores de erosión del margen. Y, más allá del impacto en la rentabilidad del negocio, afectan también a la buena operación, la toma de decisiones y la percepción del consumidor y su compra.
De acuerdo con información especializada, el valor de la merma en la industria de Retail al cierre de 2017 es de alrededor de US$100 billones de dólares, equivalente al 1.82% de las ventas.

Para atender este hecho, requerimos de métodos y técnicas que nos permitan gestionarlas de manera óptima; es necesario abordarla desde una perspectiva amplia, la cual permita tomar acciones de forma coordinada a lo largo de toda la cadena de valor, integrando procesos, personas, infraestructura y tecnología con una visión alineada con los objetivos estratégicos y de negocio, las expectativas del consumidor y la colaboración de los distintos actores.

La dinámica actual del mercado y el negocio exige cada vez más esquemas de prevención enfocados a la gestión de riesgos; el modelo de gestión alineada al valor provee el desarrollo de distintas capacidades, habilidades y herramientas para lograrlo.

La prevención de riesgos requiere de una visión amplia, entender la dinámica del negocio y responder a esta, el trabajo de los profesionales de la prevención requiere cada vez de más inteligencia y concomimiento y de una actuación que incida en todos los ámbitos de la empresa; solo así maximizaremos el valor de nuestra función.

Figura 1. Componentes para el desarrollo de un programa integral de gestión de riesgos y prevención.

El nuevo modelo de prevención: Gestión alineada a la generación de valor

La merma y las pérdidas son parte del costo y riesgo de hacer negocio, por lo que es necesario contar con un modelo que habilite su reducción. En esta sección analizaremos el valor y el impacto de éstas alrededor del mundo.
Para lograr cambios sostenibles es necesario contar con una guía que nos permita dirigir las acciones. Las áreas de prevención de pérdidas enfrentan distintos retos asociados al negocio, es necesario un modelo que les habilite a responder de forma ágil y efectiva a las nuevas necesidades; estos retos son:

• Respuesta al negocio: Gestionar una amplia y compleja variedad de situaciones y cambios a través de un esquema de ejecución y seguimiento de acciones específicas.
• Entrega de resultados: Maximizar los beneficios del presupuesto de prevención mediante un impacto efectivo en los indicadores de negocio.
• Continuidad y sostenibilidad: Crear una cultura de prevención basada en el análisis y gestión de riesgos en un entorno sumamente dinámico y de alta rotación.
• Gestión de la información: Establecer un sistema de información y monitoreo adecuado y actualizado, integrando tanto datos contables como operativos.

Para afrontarlos, un modelo de gestión alineado al valor deberá integrar distintas palancas de acción con la finalidad de maximizar el valor al negocio mediante una gestión proactiva de riesgos de negocio. Deberá considerarse la alineación de indicadores de desempeño estructurados por causalidad, estado actual y potencial; la gestión integral de los riesgos operativos y origen de la merma y de un enfoque global con evaluación y ejecución a nivel local.

Habilitadores, las palancas de gestión para la gestión de riesgos y la prevención:

• Gestión de riesgos con una visión de cadena de suministro extendida.
• Mejora de la operación en tiendas.
• Desarrollar del personal en torno a una cultura de prevención.
• Lograr un enfoque de trabajo colaborativo tanto interno como externo.

El rol de la tecnología en la prevención

La tecnología es uno de los principales detonantes para la mejora, pero si esta no se liga a los procesos -el modo en que trabajamos- su impacto puede perderse.

Esta ha sido uno de los principales detonantes de mejora en las organizaciones, su avance presenta cada día más oportunidades. Juega un rol crucial en la habilitación de los procesos de negocio; actualmente la tecnología permite la integración de soluciones para el registro, sistematización, automatización, detección y análisis, las cuales provén a las áreas de prevención de herramientas para potencializar sus acciones.

Existen distintas tecnologías, las cuales deben ser evaluadas en función de la problemática actual y el potencial de beneficio. En esta sección analizaremos distintas tecnologías disponibles, así como su viabilidad bajo distintos escenarios de negocio a fin de objetivar sus beneficios.

Figura 2. Tecnologías de prevención, valor que aportan y porcentaje de adopción. Fuente: Retail Theaf Barometer, 2015

Lograr la transformación propuesta, adiciona una plataforma robusta para disminuir el valor de las mermas y pérdidas, así como un uso óptimo de presupuesto asignado, beneficiando así a los resultados globales de negocio.

Acerca del Autor: Aníbal Estrada Estrada, es Socio Fundador y Director General de ABRA Soluciones e Innovación, una empresa de consultoría enfocada al desarrollo de Experiencia de Compra, Desarrollo de Canales y Gestión Operativa basada en la integración de procesos, tecnología y personas. Durante los últimos 18 años ha colaborado con distintas empresas de Retail en México, Sudamérica y Europa en el desarrollo de distintos proyectos que van desde la estrategia de negocio hasta la implementación de soluciones tecnológicas. En el campo de la prevención de pérdidas ha colaborado con distintas empresas en proyectos para mejorar el indicador de merma y con distintas asociaciones de industria para desarrollar una práctica sostenible a nivel sector y país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *